lunes, 15 de octubre de 2012

EL INDIGENISMO DE BEMJAMIN MENDIZABAL VIZCARRA

Con mucho agrado acojemos este importante trabajo que nos alcanza la escritora María Luz Crevoisier Mendizábal, nieta del artista, El artículo trae una serie de datos nuevos que abonan al conocimiento la vida y obra del escultor más importante que tuvo el Cusco republicano.
Sólo una aclaración. No es del todo cierto que las nuevas generaciones ignoren su legado; desde 1990, hemos estado difundiendo y estudiando su biografía que se publicó en la Revista de la Escuela de Bellas Artes, en el diario "El Comencio" del Cusco y en este blog de internet. Además, he encontrado muchos escritos de muchos cusqueños ilustres dedicados a la memoria de Mendizábal que he citado en la biografía que está editada, corregida y aumentada en este blog, entre ellos: Ángel Vega Enríquez que "admiraba su talento y precocidad" como poeta, escritor y artista escultor;  Luis E. Valcarcel, que lo recuerda mucho en sus "Memorias";  Mariano Fuentes Lira, que lo considera el único escultor cusqueño; Tamayo Herrera en su Historia del Indigenismo Cusqueño, etc, etc. (JAGS)

EL INDIGENISMO DE BENJAMIN MENDIZABAL VIZCARRA



Por: María Luz Crevoisier Mendizábal

Periodista



ANTECEDENTES

Con la Conquista y luego el Coloniaje español, la cultura andina fue cruelmente combatida tanto por el ejército hispano que se impuso a sangre y fuego como por los grupos misionales que practicaron el exterminio de idolatrías, destruyendo lo más representativo del pueblo al que dominaron.



Pese a los dioses quemados, al idioma avasallado y a la sustitución de un sistema milenario basado en la reciprocidad por otro donde primaba el dominio monetario, la cultura persistió terca e inmutable a través de los siglos.



Con la independencia este estado de cosas no se modificó pues quienes sustituyeron a los peninsulares conservaron su mentalidad esclavista. El criollismo enquistado en la sociedad y en el poder político, no solo ignoró la existencia de los pueblos que vivían en los Andes, si no que aprovechó su fuerza laboral explotándola al máximo, pues el indio siempre fue el recurso para amasar fortunas y el gran pretexto para establecer poderes.

Frente a esta realidad, el Indigenismo surge en el Perú como una fuerza reivindicadora del indio y su cultura para liberarlo e imponerla sobre el sistema extranjerizante que imperaba en el país en todo orden de cosas.



Son muchos los que en Perú esgrimieron esta bandera en diferentes campos de la creatividad como Narciso Aréstegui, Trinidad María Enríquez, Clorinda Matto de Turner, Adolfo Ventrich, Manuel González Prada, Pedro Zulen, Dora Mayer, José Santos Chocano, Abraham Valdelomar, Gamaliel Churata, José Sabogal, Alomía Robles, Leandro Alviña y otros más.



En 1919 surge en Cusco un movimiento que tiende a rescatar lo peruano en todas sus manifestaciones es decir ¨ lo indígena, lo nuestro, lo intransferible´´ (1) lo encabeza Luis E Valcárcel Vizcarra y a quién secundan, Uriel García, Luis Velazco Aragón, Rafael Aguilar, Alberto Delgado, todos estudiantes de Letras de la Universidad San Antonio Abad. Indigenistas también fueron Ángel Vega Enríquez, José Domingo Rado Sosa, Baltasar Zegarra, Juan de Dios Aguirre, Roberto Ojeda.



NACE UN ARTISTA



Uno de los gestores de la época de oro del intelectualismo cusqueño como parte de la generación surgida 15 años antes de la guerra con Chile, fue Benjamín Mendizábal Vizcarra, libre pensador, poeta modernista, periodista, pintor y esencialmente escultor, el único escultor indigenista en el siglo XX

.

Nacido el 30 de junio de 1875 en la casa hacienda familiar de Huánchac, fue hijo del periodista, político y abogado Mariano Mendizábal Avendaño, hijo a su vez de doña Petrona Avendaño Noguera, descendiente directa de la madre del cacique de Tungasuca, Túpac Amaru II según el Dr Luis Nieto Miranda (en Apuntes para una Biografía, revista del Instituto Americano de Arte). Su madre doña Inés Vizcarra de Echave era hermana del poeta romántico Abraham Vizcarra uno de los cinco hermanos Vizcarra de Echave que por línea materna descendían de Tomás Mollinedo y Angulo, hermano del obispo mecenas, Manuel.

El Dr. Luis E Valcárcel, primo segundo de Mendizábal y a quién debo datos valiosos para la estructuración de este trabajo, me informó que tanto éste como sus compañeros de generación fueron denominados libre pensadores y considerados herejes por sus lecturas de autores bolcheviques que clandestinamente llegaban a Cusco a través de la editorial Semper de España.



Una figura femenina asidua a la casa paterna fue Doña Clorinda Matto de Turner, amiga de Felícitas hermana de su madre. Tanto Inés como Abraham, que llegó a ser director de la edición, publicarían en El Recreo fundado por la autora de Aves sin Nido. I fue en la casa de Capchi calle, actual Arequipa donde la escritora recogería valiosos temas que más tarde le sirvieron para sus Tradiciones Cusqueñas (2)



Benjamín Mendizábal estudió en el Colegio Nacional de Ciencias habiendo sido un excelente alumno como prueban sus certificados de estudios y compañero de juegos y escolares fue su primo Octavio, hijo único del poeta Abraham y cabeza de una distinguida familia, los Vizcarra Rozas.



Culminados los años de colegio se matriculó en la facultad de Letras, el Dr Valcárcel afirma que tenía dotes excepcionales para la Historia, especialidad que no pudo concluir pues falleció el padre y debió hacerse cargo de la hacienda Lacco, una de las estancias familiares ubicada en el valle de Lares y adquirida por aquella época.

Gran amigo de Ángel Vega Enríquez, (quién funda en 1901 el matutino El Sol) editaría en este medio artículos, poemas, prosa crítica, a invitación suya, firmando con el seudónimo de Fernando de Mollinedo. En 1905 contrae matrimonio con su prima María Aurora de Echave pero el matrimonio dura poco debido a la diferencia de caracteres, años más tarde esta señora bella, caritativa y muy católica moriría en Lima debido a una caída en un paseo a caballo cuando residía en casa de Don Serapio Calderón, pues era pariente suya y muy amiga de la hija del ex mandatario.



En 1906 Mendizábal y los jóvenes de su generación como apunta Luis Nieto M. (3) fundan la Sociedad Patriótica con el fin de realizar actividades para la adquisición de un acorazado que hiciera frente a Chile pues aún se creía que podía ser recuperado el territorio invadido.

En 1915 el artista, ya viudo, parte a Europa, sin dar aviso a parientes ni amigos y visita Francia, España, Italia, tal como da cuenta una nota editada en El Comercio de Lima el 26 de agosto de 1916. Tenía 40 años.



En la capital de los césares, crea sus magníficas obras Cahuide y La Heroína o Cori Ocllo, obras que fueron donadas por su familia, junto al grito de Huiraccocha a la Universidad San Antonio Abad y exhibidas en el Paraninfo de dicha primera Casa de Estudios Superiores pero que la desidia e ignorancia de las sucesivas direcciones está poniendo en peligro pues aparte de que se las ha mutilado como me dio cuenta de ello el ingeniero Julio Antonio Gutiérrez Samanez actual director del Instituto Americano de Arte, corren el peligro de ser destruidas por grupos vandálicos de esa entidad, por lo que el actual rector Dr Germán Zecenarro Madueño tiene el deber de hacerlas reparar, buscar un nuevo lugar de ubicación y poner en valor estas creaciones indigenistas.



De retorno a la patria en 1921 debido a las vicisitudes de la primera guerra mundial y casado en Roma (mayo de 1917) con la napolitana Teresa Lósack Salvato se estableció con su familia en el entonces paradisíaco balneario de Chorrillos dejando atrás un porvenir glorioso pues ya era una personalidad reconocida (4). En Lima donde puso su taller en el distrito de Magdalena, pasaría años placenteros en compañía de sus tres hijos: Mariano, Margarita que se daría a conocer en Cusco como periodista y prosista con el seudónimo de Marga Elena e integraría el grupo Tradición, y Emilio pintor en sus primeros años, profesor en la antigua Escuela de Bellas Artes y autor del mural en el auditorio de Radio Cusco, del Monumento a la Madre, ubicado en la Plaza Silvac y quién idearía la figura del gallo en la portada de la revista Tradición y más tarde científico de la Etnohistoria , profesor principal y director de Altos Estudios en la facultad de

Letras de San Marcos, habiendo dejado dos libros y aparte numerosos escritos sobre Arte Popular, además de trabajos de investigación inconclusos sobre los Chancas, Chavines, Moches e Incas...

En Cusco, Don Benjamín fue nombrado director de la Escuela de Artes y Oficios por el Presidente Augusto B. Leguía, en los años 30, realizando una intensa labor, uno de sus alumnos sería el también artista (pintor y tallador) Mariano Fuentes Lira de reconocida trayectoria.

Algunas de sus obras son El Cristo de la Agonía (altar mayor del templo de Santa Teresa, Roma), Ángeles guardianes, bellísimas esculturas de plata que acompañan las andas del Señor de los Milagros en el templo de las Nazarenas, Lima, Las Hilanderas dos esculturas de bronce donadas por su viuda al Instituto Americano de Arte, busto al Dr Humberto Luna (Cusco), los frisos circundantes del monumento a Manco Cápac en la plaza del mismo nombre en La Victoria, Lima. Para la ejecución de estos tomó como modelo a su hijo mayor Mariano entonces un niño de 6 o 7 años (5). Otras de sus obras son la Primavera (6) que se hallaba en el patio principal del colegio Nuestra Señora de Guadalupe de Lima, la estatua ecuestre de doña María Parado de Bellido ubicada frente a la cárcel de Ayacucho, Mateo Pumacahua que estuvo hasta principios de los años 70 en la plaza principal de Sicuani pero que fue destruida por el periodista Anibal Acurio y el profesor

universitario Manuel Aparicio por un absurdo fanatismo ignorando el valor estético de la obra y que lamentablemente no ha podido ser reparada.



A fines de los años 40, Mendizábal vendió sus haciendas Lacco y Bellavista a causa de una tragedia familiar que le causaría mucho dolor y retornó a su casa de Cusco ubicada entre las avenidas Santa Clara y la calle de Concebidayoc signada con el número 107. Allí, casi olvidado y sintiéndose extraño en ese mundo que desconocía siguió trabajando pese a todo y en su taller quedaron varias de sus esculturas hechas con plastilina.



Al final Benjamín Mendizábal Vizcarra, esencialmente autodidacta, pues solo tomó clases particulares en Roma, “el mejor y el único en el arte entre los hombres de su generación” como diría el maestro José Gabriel Cosio, falleció el 17 de diciembre de 1957 a los 82 años. Las nuevas generaciones ignoran su legado, pues muy poco se hizo para difundir su obra.



FIN



1.-Prólogo de: El arte en el Perú, José Sabogal por Luis E. Valcárcel.

2.-Testimonio del Dr Luis E Valcarcel.

3.-Luis Nieto Miranda, Apuntes para una biografía, pág. 222- Revista del Instituto Americano de Arte-Sin fecha

4,-El escultor ancashino Artemio Ocaña, Director del Instituto de Artes y Oficios de Lima, me refirió que el artista se reunía con varios peruanos durante su estancia en Roma, entre ellos José Carlos Mariátegui y el mismo Ocaña. Cuando debió regresar a Perú con su nueva familia, estos le brindaron una despedida en la trattoria perteneciente a la familia de Anna Chiappe, esposa de Mariátegui a la que asistió el Cónsul peruano, pues Mendizábal ya gozaba de prestigio.



5.-Testimonio oral de Margarita Mendizábal.



6.-Con las reparaciones al local de este histórico colegio, no hemos podido ubicar esta escultura.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada